viernes, 5 de marzo de 2010

Mi hermana es MUJER

Ya sé que la lógica indica que si digo "hermana", es porque es "mujer" (al menos en la mayoría de los casos, por supuesto ;) ), pero lo que estoy diciendo es que es MUJER, una mujer de las que tienen instinto de mujer al 100% en cuanto a su cuerpo y lo que éste significa y está capacitado para hacer.

Esta entrada está dedicada completamente a ella, a mi sobrinito hermoso que ya tiene 2 añitos y a mi sobrinito que está por nacer en estos días (la fecha de parto que le dieron los médicos es justo el día de mi cumple :D ). Los amo y me hacen completamente feliz.

Muchos deben haber vivido ya lo que es estar pendiente del teléfono con un nudo en el estómago, porque en cualquier momento nos llaman y nos dicen que empezó la labor de parto. Con mi otra hermana vivimos a 1.800 Km., y la verdad es que, en momentos así, la distancia se siente demasiado.

Hoy actualizó su blog: El último rayo de sol, y nos recordó dos entradas que hizo, que son impresionantes y que quiero compartir con ustedes:

En la primera explica todo lo que investigó sobra las cosas que le hacen a las embarazadas y los bebés en los hospitales y clínicas. El proceso entero es realmente antinatural, de principio a fin, y es lo que se aprueba como procedimiento de parto. Los médicos inducen el nacimiento de una forma en la que en general pueden ir a cenar a sus casas tranquilos a la hora que habían planeado. No se escucha a la naturaleza, porque la naturaleza, con su azar y particularidad, da miedo.

Pero el miedo, así como la pasión y el amor, es parte de nuestras vidas y hay que aceptarlo y utilizarlo para evolucionar como seres humanos. La sociedad, con sus conflictos y sus comodidades, nos aleja cada vez más de nuestra esencia. Y la esencia en este caso es simple: una MUJER está preparada físicamente para dar a luz. Que esté mentalmente preparada es otra cuestión, porque justamente de eso nos aleja la civilización, cada vez más y avalada por el temor de la gente. Yo digo: comprendan su cuerpo, entiendan que el hecho de que hoy estén acá es consecuencia directa de que aquel hombre de las cavernas, con un palo y una piedra, logró sobrevivir.

Y que aquella mujer de las cavernas, con nada más que agua, fuego y sus manos, logró dar a luz a tus antepasados.

Entonces, con esa imagen, me gustaría presentarles "Septiembre", que recomiendo que no dejen de leer aunque defiendan con cuerpo y alma la medicina alopática.

La segunda entrada es más fuerte, y por lo tanto más emocionante. No hay vez que la lea que no me produzca una cosita en el estómago y en el corazón. En esta entrada mi hermana narra cómo nació mi primer sobrinito. No hay mucho que explicar, simplemente decir que en ese momento debe haber estado totalmente conectada con esa mujer de las cavernas. Que esa mujer le debe haber susurrado desde lo profundo de sus genes que estaba todo bien, que siga así, que no había razones para tener miedo y que estaba orgullosa de ella. Yo lo estoy.

Sin más, los dejo en compañía de ella nuevamente: "Diciembre". Ojalá su experiencia los ayude a unirse un poco más con la naturaleza y a entender que, por más que vivamos rodeados de modernismo, llegamos y nos vamos de este mundo en un cuerpo que tenemos que aprender a amar y respetar.

La maravilla cotidiana (fuente)

10 comentarios:

Margot/Cecilia dijo...

Qué lindo post, Ana!!!! Gracias!!!!
Me emocionás, nena! :)
♥♥
Te quiero mucho, te mando un beso enorme.

Annie dijo...

:) Yo también me emocioné escribiendo, qué querés que haga! Soy una tía maricona! jajaja te quierooo!!

Sonix dijo...

Leyendo un post como este, echo de menos a la hermana que nunca tuve. El post es muy emotivo, y los suyos no los he leído los dos (lo siento!) pero he leído el de diciembre y ufff... qué bien contado, qué experiencia, es algo único. Normal que os emocionéis, porque yo también me he emocionado un poco. Y sí hay razones para estar orgullosa de algo como eso, ¿de qué si no?
Besos a las dos.

Annie dijo...

Gracias Sonia! :)
Cuando puedas leé el de Septiembre, te puedo decir que está muuuy investigado.
(Hay que decirlo, Ceci, sos meticulosa con las investigaciones :P )

Sonix dijo...

Voy a leerlo ahora, ha sido una desconsideración no haberlo hecho antes. Claro que a mí leer sobre temas de embarazos y partos me da un miedo tremendo. A ver si se me quita un poco al leer la experiencia tan bonita de tu hermana. Leyendo "diciembre" parecía bonito y natural...

Annie dijo...

No te preocupes que no se toma como desconsideración! :) Y acá el público pide Thundercitos en algún momento, eh? Sin presión, sin presión xD

alcorze dijo...

Bonito post, Annie. Creo que el tener hermanos es algo precioso.

Un beso!!!

Lala dijo...

Me ha recordado a mi madre, que siempre cuenta que ella no quería anestesia, ni médico, ni hospital. Que quería tenerme en la tranquilidad del hogar, a poder ser.
Pero parece que no te dejan! Hubo hospital, medico y anestesia...
Y seguramente fui un nacimiento programado antes de la hora de la cena...ay...
Algo triste sí que suena, sí...


Un besito



Lala

Annie dijo...

Gracias Al :) Tener hermanos es precioso, divertido, complicado, emocionante, irritante, etc., etc... Toda la gama de sentimientos habida y por haber :P Un beso!

Lala, una lástima que no la hayan esperado a que te tenga con sus propios tiempos (tus tiempos), pero en definitiva eso ya es pasado, no serías quien sos si hubieras nacido de otra forma, ¿no te parece? Lo bueno sería ir luchando contra esta cultura del parto express para que no se degenere más aún. Besos!

LoboG dijo...

me encanto la foto que tenes ahi besitos