sábado, 20 de febrero de 2010

Venecia, baby!

Eran casi las 16 Hs. en Capital Federal y de pronto el cielo se puso negro. Aproximadamente media hora después, empezaron los baldazos de agua. Una compañera llegó a su turno de guardia a las 18 Hs. sin zapatos, empapada y asegurando que le cayeron todos los milímetros de agua a ella sola.

Con otra compañera pensamos las alternativas que nos quedaban: Salir preparadas a empaparnos de pies a cabeza, o quedarnos a dormir en el sótano (nos tocó el subsuelo de un edificio de 2 pisos, mala suerte) mirando películas y pidiendo comida de delivery para cenar. Desistimos de la idea porque las sillas son muy incómodas para dormir y quizás porque nos solidarizamos con el pobre el chico del delivery.

Así que salí a las 18:45 Hs., aprovechando que ya no caía agua... Claro, ¡estaba toda en la calle! La parada de colectivo a la que iba, estaba bajo medio metro de agua. Al menos eso parecía desde la orilla. Luego de rodear un par de cuadras inundadas, buscando la siguiente parada del colectivo, saqué mi boleto de $ 1,25 y me subí, feliz de ir a casa al fin. ¡Y sentada! Eso era un buen día.

El colectivo se paró en un cruce, junto con todos los autos y colectivos que había alrededor, y allí quedó por más de media hora. Nunca supe si las veredas por las que se subían los autos eran doble mano o de un sentido, pero a ellos no parecía importarles. Mucho menos les importaba levantar olas, ¡total los transeuntes querían divertirse con sus tablas de surf! La solidaridad de la gente es algo especial.

Mientras la gente estaba histérica y enojada tocándole bocina al agua para que se corra, yo estaba muy divertida mandando mensajitos de texto tipo: "Me compré una casita estilo colectivo, tiene una vista hermosa, rodeada de agua, una belleza". ¿Negación? Nah... Resignación y aceptación.

No me pareció buena idea bajarme y tomar un taxi, ya que los taxis estaban en la misma (y más abajo...) que mi colectivo. Además, ¿qué indicaciones iba a darle?

- Agarrá la Avenida Corrientes y dale hasta Agüero, ahí doblá en Arroyo...
- ¿No es mejor seguir por Fragata y darle hasta Islandia?
- Tenés razón. Y ahí dejame en Roca, que voy por Descalzi hasta que Escurra...


No, no era buena idea... Me quedé sentadita donde estaba, total, algún día íbamos a llegar, ¿no? Y sino ya estaba evaluando con cuáles de los pasajeros me convenía hacer alianza y compartir las 4 galletitas que tenía en el bolso a cambio de que sean mis subordinados si el mundo se acababa.

La gente hablaba por teléfono para decirle a sus parientes o citas que aún seguían ahí. Como las conversaciones en las que uno se enoja por el clima me resultan sin sentido, yo me imaginaba otras más divertidas (y más evaluables en una sesión con el psicólogo). En mi cabeza había comentarios del tipo: "Llego tarde, la góndola no pasaba más y encima cuando subí nos metimos en un remanso... Acá no hay quien avance" o "Mi vida, iba a ir nadando pero pensé que era más rápido si me tomaba el bote. Me equivoqué, un bajón...".

Temporal (19 de Febrero 2010)

Imagen publicada en www.ellitoral.com


En fin, un desastre esta ciudad, muy poco preparada para el agua. ¿Nadie les comentó que se iban a derretir los glaciares algún día? Más razones para volver al Sur y hacerme una casita en la cima de una montaña.

11 comentarios:

Reicita dijo...

¡JAJAJAJA, no me podés hacer reír tanto! Tremendo que no pueda llover en paz uno (?).
Fue la primera vez, también, que escuché que no funcionara el tren por vías (¡De TREN!) inundadas. Y bueno, dicen que Argentina es un país muy europeo... aparentemente Buenos Aires es Venecia.

Annie dijo...

Lo de las vías me da pánico, menos mal que le hice caso a mi yo-paranóico y no me lo tomé. Ni idea si el que me tomo yo se inundó, pero peferí no experimentar un chapuzon a esa velocidad...

Reicita dijo...

No sé si es el mismo... yo digo el que se toma en Once y va hasta Moreno (Once, Caballito, Flores, Floresta (...) Liniers (...) Morón, etc). Igual yo me lo imagino como parque de diversiones. Vas parada y de repente "WHEEEEE!" todos alzan los brazos mientras el tren se queda a oscuras y pasa a los pedos sobre un río, levantando agua a los costados.*




* No tengo contacto con la realidad XD

Annie dijo...

xD!!! No, no tenés mucho contacto con la realidad... Imaginate que, si pasa eso, en la vida real no sólo no hay "WHEEEE!" sino que al ratito va a haber un olorcito a evacuaciones varias importante...

Reicita dijo...

Ese olorcito ya estaba de antes, con lo del perro creo que el tren ya terminó de hacerme creer que es idéntico a uno de esos paseítos de Disney. ¡Si hasta te venden golosinas y cosas en el tren! Es como un parque de diversiones/cine. Ni hablar de los que venden DVDs de música y CDs de música. El tren es todo, Annie.

EL TREN ES TODO *trueno de fondo*

Lala dijo...

Pues parece ser que esta temporada están de moda los medios acuáticos, porque en el sur de España, por ejemplo, se están llevando una buena cantidad de agua...
Creo que Venecia tendrá menos visitantes este año...no?
O todavía quedarán ganas de escuchar al gondolero cantar "O sole mio" ?


Un besito en seco ;)



Lala

Sonia R dijo...

Ufff, tremendo, da rabia enfrentarse a situaciones así por la poca previsión de las autoridades a las que, por otra parte, se les paga generosamente para prever estas cosas. En fin, me quedo con tus conversaciones hipotéticas, sin duda mucho más divertidas que las reales. Tu sentido del humor es espectacular. xD

Annie dijo...

Rei, deberías crear un parque temático que se llame "Desastres naturales" :P

Lala, ¡Hubiera sido interesante que el chofer del colectivo cante eso! Creo que se hubiese ganado cantidad de aplausos xD ¿Por qué la gente no es delirante en los momentos indicados?

Sonia, supongo que como la ciudad creció de forma no-muy-planeada (porque son una manga de ineptos que ahorra en nosotros), esas cosas van a seguir pasando. Ah, pero eso sí, siguen haciendo hermosos edificios, eh? Cualquier día de estos la ciudad entera se hunde...

Annie dijo...

Rei, acá tenés el tren para hacer "WHEEEE!"... increible!!

http://www.tn.com.ar/2010/02/22/sociedad/02145413.html

alcorze dijo...

Juer, qué manta de agua. Yo creo que lo mejor hubiera sido quedaros en aquel sótano (o mejor en un ático) contando historias miedo y de monstruos que surgen del aguaaaaaa ;D

La verdad es que no son nada agradables esas situaciones. Me ha tocado sufrir alguna inundación y son una mierda. Sobre todo si te causa perjuicios graves.

Besos!!!

Annie dijo...

Claro, hubo evacuados y todo. Por suerte vivo en edificio, así que ahí no hay problema :P
Lo que sí, llegué tarde para correr del balcón un par de plantitas que quedaron sumergidas... pero bueno, la naturaleza es así...
Lo de quedarse en el sótano hubiera estado bueno, corriendo por la empresa para que el guardia de turno nos siga con las camaritas xD
Lo que sí, al día siguiente como mínimo una pulmonía, no saben regular el aire acondicionado xP